Salmón de Chile
Una industria altamente certificada

Certificaciones

De acuerdo a las altas exigencias de los mercados donde está presente el salmón chileno y a un proceso de políticas de mejora continua, las empresas del sector se han ido certificando en diversos estándares privados, con el objetivo de cumplir con los estándares de calidad y mejorar la sustentabilidad y posicionamiento del salmón chileno.

Las certificaciones son voluntarias y muchas veces exigidas por los clientes en los mercados de destino. Las certificaciones ayudan a estandarizar y mejorar los sistemas productivos y de procesamiento del salmón, implicando mejoras en materias productivas y también en otros aspectos, como la sustentabilidad ambiental y sanitaria y las condiciones de seguridad de los trabajadores. El ámbito de aplicación de las certificaciones va desde la producción de ovas hasta las plantas de procesamiento del salmón . Dentro de la diversidad de certificaciones, destacan tres de gran relevancia para los mercados: ASC (Aquaculture Stewardship Council), BAP (Best Aquaculture Practices) y GAP (GLOBAL GAP).